Servicios

Contrato General

Es el proceso constructivo que por tradición se ha utilizado en Costa Rica. En él se involucran tres partes: el Propietario, el Equipo de Diseño y el Contratista General. Este proceso es lineal, o sea que el Propietario contrata su Equipo de Diseño, éste realiza todas las labores relacionadas con la Ingeniería y Arquitectura e invita a diferentes contratistas a cotizar el proyecto mediante un proceso de licitación. Nuestra empresa se desempeña como Contratista General en este tipo de esquema.


El Contrato General tiene las siguientes características:

  • El equipo de construcción es encabezado por una sola firma, la del Contratista General. El propietario tiene un único contrato, por lo que no realiza contratos directos con los sub-contratistas especializados, como por ejemplo, el de los sistemas eléctricos o los sistemas mecánicos, y más bien estos sub-contratistas realizan contratos directos y alianzas con el Contratista General.
  • El contratista general es contratado principalmente por tener las mejores condiciones económicas en el proceso de licitación.
  • Es un proceso caracterizado por garantías de construcción y resultados. El Contratista General se compromete en realizar el proyecto en un costo y plazo determinado.
  • Es un proceso constructivo bien probado y documentado.

Administración de la construcción

Es el proceso constructivo mediante el cual el Propietario contrata una firma para que se encargue de realizar la administración del proceso constructivo.


La Administración de la Construcción tiene las siguientes características:

  • Enfoque sistémico. En este proceso, una única firma está involucrada con el proyecto en todas sus etapas: diseño, construcción e implementación. Esta posición le permite tener acceso a todas las variables del proceso y tomar decisiones que permitan minimizar el tiempo y el costo del proyecto así como maximizar la calidad del mismo. El enfoque sistemático del proceso consiste en llegar a la solución óptima de los problemas analizando todos sus factores y componentes.
  • Contribución al Diseño. El Administrador del Proceso Constructivo contribuye con su experiencia como constructor en el diseño del proyecto. No hay diseño óptimo si no se consideran costos, disponibilidad de personal, materiales y sub contratos, así como la revisión de los sistemas constructivos propuestos.
  • Gerencia del Proyecto. La empresa encargada del diseño es escogida por sus habilidades para diseñar, el contratista es escogido por su habilidad para construir. Con el proceso de Administración de la Construcción, el propietario tiene un gerente del proyecto trabajando para él desde el inicio del proceso hasta su entrega e implementación.
  • Eliminación de la relación de adversarios. En un proceso lineal, el Diseñador realiza los planos constructivos del proyecto y se elige un Contratista General por medio de un proceso de licitación o cotización. Cuando surge una divergencia entre el diseñador y el contratista, cada uno defiende su labor; el diseñador sus planos y el contratista el monto presupuestado. La relación entre ambos es adversa desde el inicio del proceso. Dentro del proceso de Administración, se busca y se enfatiza en el trabajo en equipo, por lo que el objetivo es tener cada parte trabajando con y no contra el otro.

Diseño - Construcción (llave en mano)

Es el proceso constructivo mediante el cual el Propietario contrata una firma para que se encargue de realizar el diseño y la construcción de su proyecto. Nuestra organización ofrece este servicio asociándose con empresas reconocidas, nacional e internacionalmente, por su capacidad para la realización de diseños, siempre teniendo bajo nuestra responsabilidad la calidad, costo y plazo del proyecto.


Esta forma de contratación tiene las siguientes ventajas para el Propietario:

  • Responsabilidad. La empresa contratada para efectuar el Diseño-Construcción, como único responsable, trabaja con el propietario y con su equipo en el diseño y la construcción del proyecto, permitiéndole enfocarse en el desarrollo del mismo. La empresa y el propietario podrán desarrollar un claro entendimiento de las necesidades, expectativas y los alcances del proyecto, e integrar la comunicación y la coordinación del mismo.
  • Costo/Beneficio. Satisfacer las necesidades del cliente, brindando una positiva relación beneficio/costo, lo cuál es el objetivo principal en cada proyecto de construcción. La identificación cuidadosa de cada requerimiento por parte de un equipo que involucre al cliente, los diseñadores y los constructores, desde el inicio de los diseños hasta el fin de la construcción, garantizan un proyecto que refleje las decisiones del propietario.
  • Compromiso con el presupuesto. El Diseño-Construcción sincroniza los diseños con la construcción para alcanzar las metas con un presupuesto dado. Realizando Ingeniería del Valor, el equipo comparte ideas en cuanto a materiales de construcción y métodos constructivos para lograr un proyecto óptimo. El Diseño-Construcción evita las diferentes interpretaciones de costos, creadas en el proceso de licitación, cuando diferentes contratistas compiten por un precio, logrando así el mayor beneficio/costo del proyecto.
  • Conocimiento temprano de los costos. Debido a la incorporación inmediata de los constructores, el Diseño/Construcción permite una acertada determinación de los costos del proyecto, permitiéndole al propietario decisiones económicas en el corto plazo.
  • Reducción del plazo de entrega. Es evidente que pasar del esquema diseño-licitación-construcción al esquema Diseño-Construcción ahorra todo el tiempo de la etapa intermedia, pero además la integración del equipo permite un trámite más ágil de los permisos de construcción, pues ésta etapa inicia en forma paralela con los diseños. Los planos constructivos, su presupuestación y el inicio de la construcción pueden traslaparse logrando un menor tiempo total de proyecto.
  • Reducción del riesgo. La empresa de Diseño/Construcción es la responsable del costo, del plazo y de la calidad; lo que le da mayor seguridad al cliente sobre el éxito del proyecto. En la modalidad diseño-licitación-construcción, si el consultor y el constructor divergen en cuanto a la responsabilidad de una parte del proyecto, el propietario pierde el control de como las partes resuelven la diferencia.